16 feb. 2011

Tim Duncan, el profesional

Timothy Theodore Duncan (nacido el 25 de abril de 1976 en Christiansted, St. Croix, Islas Vírgenes de los Estados Unidos), es un jugador de baloncesto que juega en San Antonio Spurs de la NBA y está considerado como el jugador más destacado en la historia de su equipo y uno de los mejores Ala-Pívot en la historia del baloncesto. (Wikipedia)
Es la semana del All-Star y hoy en vez de hablar de un jugador joven con proyección, me gustaría hablar de uno de los jugadors históricos de la liga, que disputa este año su 12º All-Star Game.

Nunca un jugador ganó tantas cosas haciendo tan poco ruído. 4 veces campeón de la NBA, 3 veces MVP de las finales, 2 MVP de la temporada regular y elegido rookie del año, además fue el rookie que provocó la mayor mejoría en el balance de su equipo en la historia de la NBA, ayudando a conseguir a los Spurs 36 victorias más que en la temporada anterior. Su primera temporada fue buena, pero en su segunda temporada (la temporada del lock-out) guió, con la ayuda de David Robinson, a su equipo al primer anillo de su historia. La pareja Duncan-Robinson formó uno de los mejores juegos interiores de la liga y David Robinson, uno de los mejores interiores de la década fue un perfecto mentor para él. Pese a todo lo conseguido, Duncan no llama la atención, no vende, es un tío discreto, tanto dentro como fuera de la pista, es raro verle jugadas espectaculares o actuaciones individuales increíbles y apenas se oyen declaraciones de él ni suele meterse en polémicas. Pero es que Duncan es un jugador muy inteligente, es un ganador, hace justamente lo que necesita su equipo en cada momento y no antepone su actuación individual a la victoria. Desde su llegada a la NBA, los Spurs son el equipo americano con mayor porcentaje de victorias de todas las grandes ligas. Pero aún así, no todo el mundo tiene claro que sea el mejor jugador de la última década, pero la NBA es una competición y si se trata de ganar, está claro que es el mayor ganador de la liga desde Jordan. Pase lo que pase, Tim Duncan es y será una leyenda de la liga, considerado uno de los mejores de la historia, pero aún le queda baloncesto en las piernas y muchos partidos por ganar.

Los Spurs de este año, tienen el mejor balance de la liga, y pese a que no guste su juego están demostrando que la fórmula sigue funcionando. El bueno de Tim, no está haciendo unos grandes números, pero tampoco lo está notando un equipo donde los jugadores importantes como Ginobili, Hill, Parker y McDyess están cumpliendo, y los secundarios como Blair, Bonner y el sorprendente Gary Neal están jugando a buen nivel. Este año y pese a la eterna batalla Celtics - Lakers y a la irrupción de los Miami Heat, los Spurs aspiran a todo y cuentan en la mayoría de las quinielas para ser al menos finalistas de conferencia. Cuando lleguen los Playoffs veremos si el equipo de San Antonio está exprimiéndose al máximo o si por contra se guardan algo para la hora de la verdad, yo sin duda confiaría en Tim Duncan, hay que recordar que estamos en año impar...

Vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario